Conoce a Olga Fernández

Actualizado: feb 19

No entiendo la vida sin movimiento.


Quizá por tener una madre que tenía una energía infinita que supo reconocer en su hija pequeña el tornado que se le venía encima. La solución sencilla: “Hay que cansar a la niña”. Dicho y hecho.


Adoraba esos parques que ahora llaman “trampas mortales” en los que, aunque estuviera sola, no hacía falta nadie para jugar, investigar, caerte mil veces y levantarte otras tantas, hasta dominar cada uno de sus secretos. Así llegaba rendida, comía y dormía sin rechistar.

A los 15 años, solían mandar a los niños de campamento, yo me pasé ese verano andando en el “Camino de Santiago” con mi hermano Edu de 26 años. Lo iniciamos en Roncesvalles, un mes más tarde llegamos. Han pasado 30 años, aún lo recuerdo como uno de los mejores veranos de mi vida y cansado, muy cansado.


Así llegué a la facultad, siempre quise hacer INEF y MATEMÁTICAS, curiosa combinación. La lógica decía que según salías de COU había que hacer “Ciencias Exactas”. Allí descubrí mi gran pasión deportiva durante 20 años, el RUGBY. Al terminar el curso, tras aprobar todo, mediante la "demostración" y la "reducción a lo absurdo", decidí que tenía que volcar mis energías en lo que siempre me había hecho feliz “EL MOVIMIENTO” y todo lo que ello significaba.





Fui profesora en un colegio. Durante 7 años, la única mujer en un Club de hombres de Rugby entrenando niños de 15 a 18 años. Descubrí que los adolescentes me cansaban un poco y decidí enseñar a adultos. Así durante 8 años en el Ayuntamiento de Madrid di clase como “Licenciada (LEF)”. Mayores, música, coreografías, pilates, agua, bicicleta, mancuernas, nada se me resistía, pero me faltaba algo.


Tuve la oportunidad de trabajar en una clínica de Fisioterapia especializada en Reeducación Postural Global (RPG). Volví a formarme, desde entonces no he parado. Así descubrí mi otro gran amor deportivo, la Halterofilia, la perfecta combinación entre la ganancia de Fuerza y la técnica, que me acompañará siempre y que tanto me ha dado.


Ayudar a las personas siempre ha sido mi prioridad, sólo la idea de poder causar daño a alguien me remueve a día de hoy. Así nació Ejercicio Dinámico Postural (EDP) ®, para dar respuestas reales a las personas. Intentando enseñar a moverse, de una forma segura y sencilla, muy sencilla, usando nuestro cerebro que es la mejor herramienta que tenemos.

A pesar de todo lo que diga, los niños nunca los he dejado de lado, por ellos quise ser profesora y por eso sigo estrechamente ligada a ellos a través de la gimnasia artística (mi maestría), en la escuela que creó mi hermano Oscar hace más de 25 años.


Siempre he creído en el trabajo en equipo, en las sinergias y sobre todo en el lema “Junt@s Somos Más”. Cuando encuentras a esas personas que comparten tus pasiones y la forma de entender la vida, no puedes dejarlas escapar, porque sabes que todo lo que hagamos “Junt@s” sumará y te ayudará a seguir creciendo, exigiendo lo mejor de cada un@.


Visita nuestra web y conoce más sobre este proyecto.

62 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo